Page 1 of 3 123 LastLast
Results 1 to 5 of 12

Thread: El genio de Horst Paulmann

  1. #1
    patre's Avatar
    Senior Member

    Status
    Offline
    Join Date
    Dec 2006
    Location
    SCL
    Posts
    3,377
    Liked
    1525 times
    Rep Power
    0
    Chile

    Post El genio de Horst Paulmann

    Las diferencias de estilo y personalidades llevaron a que Paulmann y Laurence Golborne no pudieran conciliar.

    Laurence Golborne renunció a Cencosud porque su relación con el dueño de la firma, Horst Paulmann, estaba desgastada. Llevaba ocho años en la gerencia general corporativa del grupo cuando hace un par de meses tomó la decisión de alejarse, la que se hizo pública el jueves pasado.

    Las diferencias de estilo y personalidades llevaron a que el ingeniero civil y el empresario de origen alemán no pudieran conciliar. "Ambos son muy diferentes. Por un tiempo pudieron trabajar así, pero eso no puede ser para siempre", comenta un cercano a Cencosud, que agrega que, mientras Golborne es "racional y organizado", Paulmann es "intuitivo e improvisador".

    Por varios años, el mix dio resultado. Paulmann y Golborne se convirtieron en una de las parejas empresariales más brillantes del mercado. En ocho años la firma aumentó sus ventas en más de nueve veces, pasando de US$ 1.400 millones a cerca de US$ 10.500 millones que se estiman para este año. Se abrió a la Bolsa y se convirtió en un jugador regional de peso. El empresario ponía su empuje y reconocido buen olfato, mientras que el gerente general aportaba con su habilidad para conducir un grupo cada vez más grande.

    Pero lo que los unió, también los separó. Tras el anuncio de dimisión de Golborne, las acciones del holding bajaron y partieron las especulaciones: que había peleado con el controlador de la compañía o que el ingreso de su hijo, Manfred, lo había molestado.

    Quienes han conversado con el ejecutivo desmienten estas versiones. Hace un par de meses, Golborne le planteó al empresario su voluntad de alejarse. Tenía otras inquietudes: sus proyectos ahora estaban fuera de Cencosud y era momento de terminar el ciclo. Paulmann lo entendió y le pidió que esperara hasta que terminara el año. Luego de su renuncia, el ejecutivo ha comentado a sus cercanos que está apenado, y que si bien Cencosud es sumamente importante para él, "no es suyo, ni es su vida".

    COSTANERA, LA OBSESIÓN
    Pero Golborne no ha sido el primer ejecutivo del grupo en considerar el genio de Paulmann como una variable importante para determinar su permanencia dentro de la firma. Ya antes, varios ex gerentes de distintas áreas decidieron marcharse, no sólo por atractivas ofertas laborales, sino que también en busca de mejores relaciones con sus jefes. El controlador del holding que agrupa las marcas Jumbo, Easy, Paris y varios malls es un trabajador incansable de una personalidad fuerte, apasionada y, para algunos, avasalladora y "autoritaria", como lo define un ex gerente.

    "Su problema es que no deja el timón. Se involucra en todos los detalles de la compañía y muchas veces pasa por sobre los ejecutivos", critica un ex colaborador.

    El caso más emblemático es Costanera Center. Golborne no estaba de acuerdo con hacer todo el proyecto de una sola vez, que consideraba un mall, varios edificios y la torre más alta del hemisferio sur. El gerente general corporativo estimaba que no se trataba de un buen negocio. "Cualquier persona sabe que si en Chile se venden 70 mil metros de oficinas al año y tú estás construyendo 200 mil en un año, es absurdo", comenta un experto inmobiliario. Sin embargo, Paulmann ha defendido su proyecto estrella con ahínco, pese a que aceptó hacerle algunas modificaciones, producto de la crisis.

    En el mercado se dice que varias de las grandes decisiones de inversión de los últimos años -como el ingreso a Brasil- han sido empujadas por él, pese a que no han contado con la anuencia de todos los directores.

    Paulmann y su familia poseen más del 60% de la sociedad. Los otros mayores accionistas son Banchile y los peruanos Wong. Sin embargo, los inversionistas aún confían en la buena estrella del empresario, a quien se le reconoce un gran conocimiento del negocio.

    ÉXODO DE EJECUTIVOS
    En los últimos años varios altos ejecutivos se han alejado del grupo. En 2004, Fernando Prat -gerente inmobiliario- dejó la empresa para emprender su propio negocio con Distribuidora del Pacífico. Lo mismo hizo Enrique Elsaca, quien ocupaba la gerencia de desarrollo inmobiliario y que actualmente se desempeña como vicepresidente de planificación estratégica de Lan.

    En 2006 Gonzalo Castro -también gerente de desarrollo inmobiliario- renunció para asumir la dirección de inversiones de Kimco Chile. Lo siguió Álvaro Valdés -gerente inmobiliario de Paris- que en 2006 se fue para trabajar como brazo derecho del dueño de Mall Sport, Jorge Gálmez.

    En octubre de 2007, Fernando Felbol - gerente de marketing de shopping center- partió a Hites. Actualmente trabaja en Parque Arauco. Ese mismo año, Andrés Solari -ex gerente de perecibles- dejó Cencosud para irse a trabajar con el ex controlador de Santa Isabel, Eduardo Elberg, en su holding Algeciras. Javier Vergara, su sucesor, acaba de emigrar rumbo a Supermercados del Sur, ligado al fondo de inversiones Southern Cross.

    Fernando Santos -ex gerente de sistemas- se fue a fines de 2007 a ocupar el mismo cargo en Unimarc. Lo mismo hizo José Luis Villarino -ex gerente de distribución de Paris-, quien llegó a la gerencia logística de la cadena de supermercados del grupo Saieh-Rendic.

    En marzo de 2008, el gerente corporativo de administración y finanzas, Andrés Osorio, dejó la empresa para asumir como gerente general en Indumotora, de los Avayú. Lo mismo pasó con Thomas Keller en septiembre pasado. Luego de un año y medio a cargo del área de supermercados de la firma, el ex presidente ejecutivo de Minera Doña Inés de Collahuasi se alejó para integrarse como socio de la canadiense Brookfield.

    La salida de Keller habría sido un coletazo directo de la renuncia de Golborne. Según cercanos al ejecutivo, a Keller se le había dado a entender que era el reemplazante natural del gerente general, en caso de que éste decidiera irse. Pero hace unos meses, cuando Golborne anunció privadamente dentro del grupo que estaba por partir, Paulmann no lo consideró y comenzó a buscar un nuevo gerente general corporativo. Ello habría motivado su partida.

    Quienes han presenciado estas salidas, coinciden en que no se trata de casualidades. Dicen que el genio de Paulmann es un ingrediente importante y que uno de los grandes méritos de Golborne fue lograr manejar al empresario. "Y eso no es pequeño, ni simple", subraya un cercano al ex gerente general.

    La primera y no concretada renuncia de Golborne a Cencosud, en 2001 -cuando apenas llevaba cuatro meses en la compañía-, tuvo su origen en una diferencia por la personalidad de su jefe. "Estaban discutiendo sobre un tema del área de proyectos. No lograban llegar a acuerdo. Paulmann comenzó a subir el tono, hasta que Golborne se cansó y le dijo: Mejor no conversamos así, se paró y se fue a su casa. Al rato, Paulmann lo llamó, le pidió disculpas y volvieron a trabajar juntos", cuenta un testigo del episodio.

    Eso sentó las bases de la relación entre ambos y se establecieron los límites. Formalmente. Como, por ejemplo, que Golborne sería el único ejecutivo del grupo al que el empresario no lo llamaría jamás por teléfono los fines de semana.

    Ese mismo carácter impulsivo llevó a que incluso una vez le regalara a Golborne un auto BMW, como premio por una negociación exitosa.

    EL CARÁCTER DE HP
    Conocido como HP dentro de Cencosud -en alusión a la firma que estampa en los e-mails-, Paulmann ha marcado con sus códigos al grupo. Recordados son episodios como el reto a todo el equipo de panadería delante de la clienta que no encontraba el producto que andaba buscando. O cuando le pidió a uno de sus ejecutivos que pintara una pared y éste le envió un e-mail explicándole que no era necesario hacerlo porque se realizarían obras y que lo mejor era dejar la pintura para el final. Ante eso, Paulmann contestó: "Calla la boca. Pinta la pared".

    "Como todos los líderes, él tiene una idea, una visión y es perseverante para que pasen las cosas que él quiere que pasen. Escucha todas las opiniones, pero al final del día es la decisión del empresario la que se hace", dice Claudio Haase, ex gerente de supermercados de Cencosud, quien se retiró de la empresa en 2006, después de 30 años en la firma.

    Un ex colaborador cuenta que una vez lo retó como "cabro chico" porque no le contestó el teléfono un día domingo y que después lo invitó a tomar un café para pasar el mal rato. El mismo Golborne ha reconocido a sus cercanos que una de las razones que lo mantuvieron en Cencosud por tanto tiempo es la capacidad de Paulmann para pedir disculpas si se equivoca. Aunque otros ejecutivos afirman que lo hace por táctica: "Prefiere pedir disculpas para no entrar en polémicas, pero sigue con su posición hasta el final".

    Yves Besancon, el arquitecto que trabaja con Paulmann en su proyecto Costanera Center, cuenta que aunque al empresario se le ve como una persona autoritaria, "es un hombre respetuoso, que escucha y toma en cuenta lo que le dices. A veces se enoja conmigo y me reta, pero a los 20 minutos me dice: ´No se enoje, yo me pongo así a veces´ y reconoce cuando se equivoca".

    PASIÓN INMOBILIARIA
    El 2000, Horst Paulmann decidió que era tiempo de profesionalizar su compañía. Quería preparar la apertura a Bolsa de su grupo y para eso necesitaba contar con un equipo de primera. Fue así como el 2001 llegó Golborne a ocupar la gerencia general y Bruno Philippi al directorio. Quienes vivieron ese proceso, reconocen que Paulmann fue dejando poco a poco las riendas de Cencosud en manos del nuevo gerente. Salvo por un área: la inmobiliaria, su gran pasión.

    Horst, un arquitecto frustrado según reconocen varios asesores, fue gerente inmobiliario del grupo hasta el 2006, cargo desde el cual le reportaba al propio Golborne. Esta situación, a juicio de ex colaboradores, generaba ruidos y muchas veces conflictos en la relación entre ambos.

    La situación cambió cuando se integró Víctor Ide a la empresa. La búsqueda de este ejecutivo tardó dos años. Paulmann los rechazaba a todos. Pero Ide cumplía los requisitos. El ejecutivo, que venía de la gerencia de mantención de LAN, es hijo del médico del mismo nombre, uno de los pocos amigos de Paulmann y ambos se conocían de toda la vida. En mayo de este año, el grupo anunció que Paulmann asumía nuevamente como gerente inmobiliario. Pero, en septiembre pasado, se separaron las áreas de administración de centros comerciales, que quedó a cargo del alemán Olaf Hantel, y el área de proyectos que recayó en Ide.

    La reticencia del empresario por dejar el área inmobiliaria también se fue traspasando al resto de la empresa. "Durante los primeros años le entregó harta manija a Laurence, pero a fines de 2007, cuando comenzó el crecimiento explosivo de Cencosud en Latinoamérica, empezó a involucrarse en todo", dice un asesor de la firma.

    VITALIDAD A TODA PRUEBA
    En Cencosud, Paulmann hace y deshace. Pero, pese a las críticas, nadie desconoce sus méritos. Incluso hay algunos que dicen que sin ese carácter, Cencosud no sería el imperio que es hoy. No por nada el empresario logró transformar el restaurante Las Brisas en Temuco -que fundó a fines de los 50- en uno de los mayores holdings chilenos, con un patrimonio bursátil de US$ 2.931,86 millones.

    Hoy Cencosud tiene presencia en Colombia, Perú, Chile, Brasil y Argentina. Es la segunda mayor compañía de retail en ventas en Latinoamérica, después de Walmex.

    "Es increíble que una persona a esa edad, haya hecho lo que hizo Paulmann. Mientras sus pares se jubilaban, él aumentaba el tamaño de su empresa. Tiene el discurso de que el que cree, puede. Tiene una ambición de poder de ser el más grande", comenta un ex colaborador.

    Varios han escuchado de su boca que lamenta no haber nacido en Estados Unidos. "Habría sido Sam Walton, el dueño de Walmart. Y si Sam Walton hubiera sido chileno, habría sido Horst Paulmann".

    La vitalidad a toda prueba es otra de las características que provocan admiración. "Es increíble su energía. Me acuerdo de haber estado de viaje con él, visitando compañías, y era impresionante como no paraba desde las siete de la mañana hasta las 10 de la noche", recuerda un ex gerente. Es justamente ese empuje, lo que él pide a sus trabajadores. Nada menos. Por eso para muchos es difícil acostumbrarse y seguirle el ritmo.

    Fe de ello dan sus primeras negociaciones con los arquitectos de Alemparte y Barreda, con quienes construye Costanera Center. "El 24 diciembre de 1988, Horst Paulmann llamó a Sergio Alemparte para ofrecerle trabajar en un gran proyecto. Él respondió que sí y el empresario le dijo: ´Bueno, véngase mañana a mi casa y vamos a trabajar en el terreno. Así partió Costanera Center, un 25 de diciembre, el día de Navidad, hace 20 años", rememora Besancon.

    Otro que lo recuerda con admiración es el ex gerente de supermercados de Cencosud. "Es un líder sumamente positivo, empujador hacia delante, con una energía increíble y un humor a toda prueba. Yo llevo casi tres años fuera de la empresa y todavía me llama para mis cumpleaños", cuenta Haase.

    Oscar Andwanter, ex gerente general de Jumbo, lo describe como "una persona preocupada de tener el control de su negocio siempre. Está encima de todas las cosas y le gusta estar absolutamente informado. Son pocos los momentos y días de descanso, porque siempre está creando e inventando negocios nuevos".

    UN HOMBRE SOLITARIO
    Paulmann exige a sus ejecutivos lo mismo que él da en la empresa. En las Navidades no es descabellado verlo vestido de verde en el estacionamiento del Alto Las Condes, dirigiendo el tránsito. Además, suele pedir a los trabajadores de todas las áreas que destinen horas extras al empaque de regalos y apoyo en las tiendas. Por muchos años su secretaria trabajaba hasta las 10 de la noche y su obsesión por el cliente llegó a tal punto que incluso, fue él mismo quien, por un largo período, se hizo cargo de contestar los emails de los consumidores.

    Esta fijación por el trabajo lo ha transformado en un hombre solitario. Pese a su extroversión y su afición por los elefantes, su vida privada es extremadamente hermética. Cuando viaja se registra en los hoteles con el nombre de "Horacio Palma" -versión traducida de Horst Paulmann- para que nadie sospeche de su presencia.

    En público siempre se muestra dispuesto a todo, como cuando subió a manejar un tractor para la colocación de la primera piedra de Costanera Center, en marzo del 2006. Pero como jefe es más serio, desconfiado y en su vida personal es un hombre de pocos amigos.

    Es un empresario que se mantiene más bien alejado de los grandes centros de poder, pero cultiva buenas relaciones con todo el mundo. Ha sido premiado varias veces y entre sus amistades figura el ex presidente de la Sofofa, Bruno Philippi, con quien han pasado Navidades juntos.

    Pero su círculo más cercano es la colonia alemana. Está suscrito al diario germano El Cóndor y con frecuencia va a las reuniones de la Liga Chileno Alemana de Cultura. Hace dos meses, asistió a la última asamblea anual que se realizó en el Colegio Alemán de Temuco, establecimiento donde estudió.

    Sus tres hijos -Manfred, Heike y Peter- forman parte del directorio de Cencosud. El primero, asumió como vicepresidente del holding, tras la reestructuración motivada por la partida de Golborne. La idea es que participe más activamente en las decisiones de la empresa, lo que fue interpretado por el mercado como una señal de que la firma cuenta con un plan de sucesión.

    Eso, porque desde hace algún tiempo que los agentes del mercado se venían preguntando qué pasará cuando no esté Paulmann. De hecho, cuando Cencosud se abrió a la Bolsa en 2004, una de las preguntas del road show con inversionistas fue: ¿qué pasaría con la empresa si atropellaran a Horst Paulmann? La respuesta del empresario fue que la compañía no era él, que estaba profesionalizada y que contaba con un directorio.

    De eso han pasado más de cuatro años. Y el excesivo protagonismo de Paulmann y su reticencia a dejar el timón siguen siendo las mayores inquietudes de los inversionistas.

  2.   
     
  3. #2
    nikolas's Avatar
    Metalero de Corazón

    Status
    Offline
    Join Date
    Aug 2008
    Location
    Gran Concepción, Chile
    Posts
    1,343
    Liked
    1 times
    Rep Power
    0

    Default

    me da paja leer tanto

  4. #3
    Banned

    Status
    Offline
    Join Date
    Mar 2008
    Location
    Conce, Chile
    Posts
    12,035
    Liked
    797 times
    Rep Power
    0
    Chile

    Default

    Quote Originally Posted by nikolas View Post
    me da paja leer tanto
    a mi tambien

  5. #4
    patre's Avatar
    Senior Member

    Status
    Offline
    Join Date
    Dec 2006
    Location
    SCL
    Posts
    3,377
    Liked
    1525 times
    Rep Power
    0
    Chile

    Wink

    Yo tampoco lo leí

  6. #5
    nikolas's Avatar
    Metalero de Corazón

    Status
    Offline
    Join Date
    Aug 2008
    Location
    Gran Concepción, Chile
    Posts
    1,343
    Liked
    1 times
    Rep Power
    0

    Default

    Quote Originally Posted by patre View Post
    Yo tampoco lo leí
    weno no falta el que lo lee y opina, pero no sere yo

Page 1 of 3 123 LastLast

LinkBacks (?)

  1. 5th January 2009, 14:50

Bookmarks

Posting Permissions

  • You may not post new threads
  • You may not post replies
  • You may not post attachments
  • You may not edit your posts
  •  
SkyScraperLife.Com © 2006-2013

World Building Database

Download: Fast, Fun, Awesome - Web Stats