Hombres y mujeres, ¿ahora sí de tú a tú?

Hay oportunidades para las mujeres, pero aún los cargos de poder y decisión están en manos de los hombres.

Hace poco más de dos semanas, cerca de 2.000 mil líderes se reunieron para debatir en el Foro Económico Mundial. Políticos, economistas y multimillonarios trabajaron para mejorar los problemas del mundo. Una de las conclusiones: la brecha en cuanto a las oportunidades de hombres y mujeres disminuyó y ¡sorpresa!, Colombia clasificó. Según el índice, el país de América Latina con menor desigualdad es Cuba -entre 58 países analizados-, en el lugar 22, seguido por Colombia en el 24, Costa Rica en el 28 y Argentina en el 33. El último es Guatemala en el puesto 95.

Suecia, Noruega, Finlandia e Islandia son los países en los que la brecha entre hombres y mujeres es menor, esto según el análisis en cuanto a participación económica de la mujer en la sociedad, nivel educativo, de salud y empoderamiento político.

Entre los países industrializados, Estados Unidos se ubica en el puesto 31, después de haber registrado mejores índices de participación política de las mujeres, pero un descenso en la participación económica. Alemania ocupa el número 7, España el 10, el Reino Unido el 11, Suiza el 40, Francia el 51, y en la cola, Corea y Egipto.

Pero, ¿qué tan cierto resulta este lugar cuando se ve de cerca la situación en el país? Los expertos sostienen que la equidad entre los géneros sin duda ha mejorado, pero aún falta mucho por hacer.
Para Florence Thomas, psicóloga y coordinadora del Grupo Mujer y Sociedad de la Universidad Nacional, si bien es cierto que hay más mujeres que llegan a los espacios de toma de decisión y poder, las grandes mesas directivas de los conglomerados económicos están llenas de hombres. “Y eso que en Colombia hay 26 senadoras, pero solo se eligieron 70 alcaldesas de 1.100 municipios. Esa no es suficiente representación política y así no puede haber inclusión”, dice.

La socióloga Magdalena León coincide en que estos datos son relativos: “hay cifras que muestran mejorías, pero las cosas no son así. Si miramos la participación política de las mujeres, estamos lejos de la igualdad”.

Para Thomas ni siquiera se cumple la ley de cuotas en todo el país (que reglamenta la efectiva participación de las mujeres en un mínimo del 30 por ciento de los cargos públicos). “No somos ni el 30 por ciento, cuando la población femenina supera a la masculina en el mundo (52 por ciento)”, agrega.

Lo cierto es que los estudios de participación de la mujer en la actividad laboral remunerada muestran que, aunque no se reconoce en las estadísticas, las mujeres que aparecen inactivas (en los censos) hacen trabajos domésticos, así no reciban un salario.

Y contrario a lo que se cree, el crecimiento en la cifra de mujeres que trabajan a partir del 2002 ha tenido un estancamiento. Una encuesta de la Consejería para la Equidad de la Mujer reveló que si en 1982, 37 por ciento de ellas estaba buscando trabajo o no tenía trabajo, en el 2000 la cifra alcanzó el 56 por ciento.


Fuente: Portafolio


******
Hay que promover una mayor equidad....mas igualdas para todos y todas